viernes, 8 de junio de 2012

Formato libro digital, novela digital

Beatriz es uno de los personajes  o sea la primera existencia de Melina.  A continuación algunos pasajes de los tramas de la novela corta: TRAS EL UMBRAL DE LA REENCARNACIÓN :
.  
Pasaje de la Introducción

"Entre los recuerdos más vívidos está un baile en la mansión.   Melina recuerda su vestido vaporoso; a sus hermanas. Baila con un muchacho muy guapo, una música instrumental de la época.  Sus hermanas son sus camaradas… Cuchichea secretos con ellas…·
     

 Pasaje 1


Se detiene estático el remolino dimensional y la Señora Inspiración, percibe algo extraño… ¡Falta alguien por manifestarse!



― ¡Oye muchacha, que haces, tirada en el piso! ― replica doña Inspiración, a una joven que de repente ha emergido ante sus ojos ― ¿Y por que lloras tanto?  ¡Vamos no es para que te pongas así!  ¿Qué te sucede?  Relátame, tu historia… Soy toda oídos…


—Hace un rato usted me abofeteó… ¿Esta usted loca?—pregunta Karina—

Pasaje 2

"En cierta ocasión, Karina regresó de su trabajo antes de lo previsto y encontró a su amado Antonio en brazos de su querida amiga.  La sorpresa, el dolor y el odio fueron tan agudos que de inmediato Karina fue presa de los nervios...)".

Pasaje 3

"La elegante y risueña “Inspiración” sonríe sonoramente al observar la rigidez y estupefacción de los personajes y decide propinarle un bofetón a cada uno, para despertarlos de su aletargamiento. Los efectos no se dejan esperar; la primera en reaccionar es la Bella Beatriz, quien viste un precioso vestido a la usanza de su época (época que se remonta al siglo XV) un modelo rosado, vaporoso, de exquisitos ornamentos y encajes dorados. Parece una princesa extraída de un cuento de hadas…

— ¡Como os atrevéis, gorda!  ¡Ahora veréis, le diré a mis padres y ellos os acusaran ante el Gobernador por golpearme!  Mentecata, no me rebajo ante vuestra falta de respeto, porque soy una Dama aristócrata de la más alta alcurnia en toda España…
Beatriz, se da la vuelta, despectivamente con un orgullo extravagante, y dice:
— ¡No me rocéis con vuestra piel, he notado que eres mestiza, no me toquéis, ordinaria!
— ¡Cuantos prejuicios tienes arraigados en tu blanca piel, niña tonta, no sabes nada del mundo actual! ¡La ignorante eres tú...."


Pasaje 4

"—Oh que pasa— dijo Aura — Frotándose la mejilla, no merezco este trato…  Porque,.............y estemos en el año de 1702, heredé la libertad de mis padres y si bien la esclavitud de mi raza todavía impera, ¡soy libre!... ¡La última y primera vez que usted me abofetea, señora; la siguiente no respondo de mis actuaciones.  ¡Y tú paliducha, no eres más que una estúpida niñita malcriada que no sabe nada de la vida!  No has conocido las vicisitudes por las cuales he transitado, a las humillaciones que me he enfrentado, y las carencias que he soportado.   En ocasiones me he tenido que conformar con un pedazo de pan como única comida del día..."

Pasaje 5

"¡Dios santo!  ¡Donde estoy!  ¡Mi madre se disgustará!! ¡Debe ser tardísimo! —reclama Aleida; una humilde campesina del siglo XVIII— ¡Oh!  Debo calmarme. Sólo tengo que respirar profundamente y contar hasta diez, uno, dos, tres, Si…Ya me tranquilicé…Ahora respóndame, por favor; si…, usted misma… ¿Por qué golpeó mi rostro?  Por envidia, ¿verdad?   Yo no tengo la culpa de haber nacido con esta belleza.  ¿Por qué, no me dejan en paz?  Grupo de feas… ¿Qué culpa tengo yo, que tu nariz parezca una patata? ¿Qué culpa tengo yo, que seas horrible de nacimiento? ¿Que culpa tengo que tú cabello, parezca un estropajo?
 Ella insulta al aire, profiriendo agravios, sin razón.   Los pasajes de su vida se han encargado de colocarla, para siempre a la defensiva.  No quiere nuevamente ser lastimada…"

Capítulo III

El Doctor Hipnosis

 Las historias quedan suspendidas en el hilo del tiempo… Y sólo queda acudir donde el Doctor Hipnosis… Salen todos de la vorágine dimensional y se dirigen a la Clínica del Médico… Entran a la fluorescente estancia… Las paredes y el piso son de vidrio transparente y el techo es de plástico, el cual deja ver la presencia del inmaculado y ardiente sol…  En el medio hay un enorme y mullido sillón de color violeta.  La primera en acomodarse cómodamente es Beatriz, luego Aura (en la otra esquina, claro, para no molestar a la princesa), después, el soldado Peter, seguidamente Aleida (quien sonríe coqueta, al sentarse muy cerca del soldado), y por último la desconsolada Karina.

Transcurren treinta minutos y Melina permanece de pie, junto a su amiga Inspiración, esperando al Médico… Se abre la laqueada puerta, y entra el susodicho tarareando una canción…


—Buenas tardes—saluda el doctor (pulcramente vestido de blanco.)

—Buenas Tardes—contestan en coro, los personajes.

—Quisiera explicarles en primera instancia el procedimiento de ésta sesión.  Usted, Señora Melina se acostará en un sillón especial que ve a la mano derecha, y ustedes jóvenes personajes permanecerán sentados en el mismo asiento... Les pido, encarecidamente que se extasíen con las imágenes de relajación que proyectaré en la pared… Cuando sientan un cansancio inusitado y perciban que su espíritu es extraído por unas manos invisibles de sus pechos, no luchen, déjense llevar… Esto conllevará a su total realización astral y les aseguro que serán totalmente felices…

Los personajes están ansiosos por ostentar sus matices y esculcar entre las memorias de los siglos, situaciones e incidentes que ellos mismos han olvidado y por consiguiente; escondido, en el cofre del ayer.  Al abrirse la tapa del baúl; automáticamente, llega la literal mano espiritual (proveniente de los burbujeantes globos del jabón infantil) extrayendo visiones del celeste cielo; de aves desfilando ensueños; lluvia arrastrando lágrimas; y un arco iris afrontando eventos… El ocaso se escabulle, dejando circular efímeramente una felicidad transitoria y dando lugar al alba, que esta colmada de aforismos incandescentes e inevitables 

Melina ha seguido las indicaciones del doctor hipnosis, y esta recostada en el sillón… El médico observa algo muy particular, al efectuar la abstracción; Melina despide destellos infrarrojos, de todo su cuerpo… De inmediato los personajes comienzan a emitir sonidos melodiosos en taciturnos vaivenes corporales; uno por uno. 

La primera en relajar el espíritu volátil es Beatriz; trasladándose etéreamente hacia el cuerpo de Melina… Al instante ésta comienza a delirar, hablando incoherencias; pero a los segundos este comportamiento varía, quedando impregnada de una asombrosa serenidad sobre el entorno de su imagen corpórea.

― ¡Alina! ¡Rebeca! ¡Venid pronto…!― exclama Melina, sumergida en el      ensimismamiento hipnótico de su vida pasada. 

El inconsciente ha transgredido las distancias y la resonancia del reloj del tiempo… Y dentro del universo mental, el paisaje nutre sus colores paradisíacos, de esporádicos y temporales hechos trascendentales.  Un pequeño televisor, ubicado en el anaquel de los misterios descifrados, (de la clínica del doctor hipnosis) reflejará las experiencias que percibirá Melina; y el Doctor Hipnosis, las analizará con una mirada escrutiñadora, seleccionando los aspectos preponderantes para luego esfumarlos con la aplicación de su diagnosis final.


Capítulo IV
La Malvada y Vanidosa Beatriz (fragmento)


Melina, ya no es Melina, ha asumido su primera existencia… Su nombre es Beatriz y tiene 14 años… Es el año de 1546… Se desplaza hacia su recámara, dentro de la inmensa mansión en que vive. Recorre, apresuradamente el grandísimo pasillo pletórico de cuadros con imágenes genealógicas; pasa por las siete primeras estancias del segundo piso de la morada y finalmente llega a su espacio privado, donde está ubicado un gran espejo, el cual fue comprado en Francia por su padre, en uno de sus continuos viajes. Beatriz contempla su bello rostro reflejado en el enmarcado espejo (realmente admira su propia belleza) observa sus rubios y coquetos bucles que caen sinuosos sobre su hermoso y joven cuello y sus grandes ojos azules. Faltan cinco horas, para el Baile convocado a la clase aristócrata de la época y Beatriz ésta eufórica, porque por primera vez, podrá asistir a tan magna celebración donde, disfrutará bailar elegantemente, los bellos valses de la época, con apuestos jóvenes...

Capítulo VII
El final de Beatriz (fragmento)


Beatriz llega al citado lugar, en un paraje sereno del norte de la ciudad, y la escena que mira escondida tras unos arbustos, le destroza totalmente los sentimientos; primero siente una ira sin límites, luego un vacío extremo. Había comprendido en un segundo que Juan Esteban no la amaba; pues, besaba y abrazaba a su nueva novia con una ternura inigualable, un cariño que jamás ella sintió que él le prodigara… Lágrimas amargas quemaban su bello rostro… Aún así, se armó de valor y se acercó, a la pareja, como queriendo cristalizar la cruda realidad con un golpe final; el ácido del desprecio de su amado. La humillación la vestía de gala, y la vergüenza ruborizaba sus húmedas y tiernas mejillas, cuando dijo: ― ¡Juan Esteban! — ¿Por qué? ¿Por qué me dejasteis? Si yo os amaba, ¡Me cambiasteis por esta insignificante…! 



Capítulo X
La infortunada Aura 
(fragmento dentro del capítulo)

 ...Sus padres deciden llamarla Aura…
Beatriz ya no es Beatriz, su nuevo nombre es Aura y desconoce absolutamente toda su vida anterior, su memoria esta en blanco. 

Las experiencias venideras escribirán, sobre su límpida memoria; sus pasos; sus anhelos y sus desdichas. Melina es sacudida, de pronto con sincrónicos estertores. Esta reacción ésta motivada por el desplazamiento de Aura al subconsciente del atardecer. Esta vez, el doctor Hipnosis, conserva la calma y acariciando la larga y negra cabellera de Melina, le dice lacónicamente: ― Melina… Acepta el espíritu de Aura… Acéptalo… Acéptalo.
Las memorias se elevan y Melina, comienza a revivir su segunda vida...




Beatriz cometerá un acto que la marcará en una gran parte de los siglos venideros. ¿Qué la rodea y quienes la esperan? Lo inimaginable se acerca con sus pasos oscuros o plenos de luz.  Siempre en busca de Dios Melina retornará al pasado una y otra vez en el sigilo de los siglos donde el amor la rodea o rehuye, donde los acontecimientos giran acorde a los misterios que pronto develarán sus matices...  Se despejarán todos los enigmas de la humanidad.




NOVELA CORTA DIGITAL DE VENTA EN :
CLICK AQUÍ:  





VIDEO PROMOCIONAL DE LA NOVELA CORTA DIGITAL
TRAS EL UMBRAL DE LA REENCARNACIÓN (BOOKTRAILLER)